sábado, febrero 26, 2005

Preliminar

Ignoro qué utilidad o valor llegará a tener este blog para quien lo esté leyendo. Para mí es apenas la ocasión de almacenar escritos. Algunos de esos textos nacieron del diálogo con algunos amigos y mayoría de desconocidos acaso inamistosos. Otros fueron surgiendo de la reflexión o el impulso creativo del solitario. Una tercera especie ha tenido su origen, simplemente, en la corrección obsesiva de viejos textos de los tiempos en que dentro de este mismo envase biológico uno era otra persona y en consecuencia veneraba otros dioses y se cuidaba de distintos demonios.

Aquí comienza, pues, esta aventura que sabrán disculpar, bajo la advocación de los dioses y demonios de la lejana infancia. Nuestra memoria suele ser injusta con quienes se han ido o se alejaron. Todos navegan conmigo.


*************************

Antes de continuar esta primera singladura, una cita de Gustav Meyrink, que viene al caso:

«Han pasado muchos años. Me he obligado a seguir, lo mejor que he podido, los consejos que Obereit me dio. Pero el aguardar y la esperanza no quieren abandonar mi blando corazón, soy demasiado débil como para arrancar la mala hierba.»

["Johann Hermann Obereit Besuch bei der Zeitengeln" - ('Johann Hermann Obereit visita el País de los Devoradores del Tiempo', traducción de M. E. Vázquez)]

6 comentarios:

Joaquín dijo...

Vamos bien, don alfred. Interesante experimento.

Consejito: no actualices a diario, que los posts están muy bien pero tus lectores los tienen que asimilar.

Un saludo

Alfredo dijo...

Me parece pertinente el "consejito" que me das en público. Me pregunto para qué tenés mi emilio ;-)...
Pensaba no actualizarlo más que una vez por semana, o dos.
Contra todas mis esperanzas, con vos van cuatro de seis amigos, conocidos y acreedores (tres de acá y uno de la Uropas) consultados acerca de su opinión a los que les viene pareciendo bien el contenido del blog. Lo voy a tener que seguir, según parece.
Un abrazo.

principio de incertidumbre dijo...

A mí también me parece bien, saludos.
Seguiré leyendo atenta.

Soledad dijo...

Aquí otra más que seguirá leyendo atentamente el experimento (en cuanto a ese que firmó "Joaquín", debería hacerte caso y ponerle la oreja a unos buenos blues)
Saludos, y aguante Harry el Sucio!

Alfredo dijo...

Me alegra que la recorrida diaria por el blog me permita ir encontrando comentarios.

Por ejemplo, anoche estuvo por aquí 'principiodeincertidumbre', que es de Bahía. ¿No la conozco a usted de algún sitio web argentino que tiene un multitudinario foro? ;-) Creo que sí, aunque puedo equivocarme. Gracias en cualquier caso, hayas llegado aquí del modo que fuere, por tu comentario.

Soledad: un beso y gracias por tu amable comentario. En cuanto al Joaquín trucho, contra gustos no hay nada escrito: a él le gusta Sabina, a mí el blues, y a vos este blog, así que en materia de horrores todo es posible en la Dimensión Desconocida.

marcelo dijo...

Me sumo a la alegre muchachada en el deseo de que esto siga viento en popa a toda vela.

Se leen tantas pavadas por ahi (muchas mías desde luego) que da placer encontrar tus textos mon amie apestosó.

Piu avanti!