martes, octubre 18, 2005

Enlaces y relaciones públicas

Llegué a la "blogosfera" en febrero de este año con bastante desconfianza y escepticismo, pensando en 'obligar' con el ejemplo a otra persona a seguir adelante con su hoy paralizada bitácora. El curso de los acontecimientos me llevó por los caminos de la nostalgia, la historia y los usos del tiempo. Y descubrí paso a paso que en estos páramos virtuales en que alguna gente califica, con o sin razón, de modo desconsiderado a otra gente con la que luego - igualito que sucede en la vida de carne, hueso y piedra con los comerciantes, políticos o empleados 'trepadores' - terminan reuniéndose a compartir los bits en un mismo sitio (cosas veredes que non creeredes), los bloggers parecemos constituir en cambio una bastante educada familia de personas que aunque en su mayoría no se conocen en vivo y en directo se guardan considerable respeto en la diversidad.

Cada tanto, es de buena educación - o al menos así lo considero - enlazar páginas que merecen ser divulgadas por su calidad en materia de contenidos o facilitar que quienes pasen por aquí y no soporten los textos largos prueben con otras bitácoras de distinto estilo. Retomando esta sana costumbre, aquí van algunas sugerencias al respecto antes de hacer silencio por un tiempo, calculo que hasta el mes que viene. Finalmente, voy a seguir el blog; las entradas precedentes, una de ellas tamaño XXL, eran las proyectadas para agosto y septiembre, pero las imponderables encrucijadas de la realidad, Internet incluida, me habían decidido a meterlas en el freezer. Luego, tendré que inventar algo nuevo para noviembre y diciembre, y en enero habrá otro break, porque probablemente me borre durante todo el mes.

Vayamos a los bifes. Si les gusta el gran Fernando Pessoa, por favor paséense por aquí, que no se van a arrepentir. Y si acaso les interesa nuestro Julio Cortázar, escritor muy de mi agrado pese a no compartirle ni por asomo sus ideas políticas, esta otra página es una de las mejores opciones entre las muchas que hay.

En materia de blogs, nuestra "machi" boticaria, asidua visitante de este sitio y auténtica maga de las relaciones públicas, continúa haciendo de las suyas aquí, ahora con compañía multitudinaria de ínclitos comentaristas. En el margen izquierdo de su multicolor bitácora lucen ordenados numerosos enlaces a páginas de interés, y recorriéndolas uno puede encontrar gratas sorpresas.

Mientras tanto, en la pérfida Europa no todo está perdido, porque un grupo de hombres y mujeres indudablemente valientes y cultos resisten en sus ciberaldeas rebeldes en medio de la barbarie asimismo imperante en la península ibérica. Se sirven para ello de una poderosa arma secreta de la más refinada biofisiopsicotecnología: ¡el cerebro!. Por ejemplo, este excelente blog lo lleva uno de mis sufridos comentaristas, un hombre de bien que se resigna a deambular horrorizado, cubata en mano, por tenebrosos rincones de esta y otras bitácoras, cual si del ánima en pena de Fiz Cotovelo por la fraga de Cecebre se tratase. O este otro excelente sitio que ya enlacé otra vez y que, sin perjuicio de mi discrepancia con la ideología de la web en que se aloja, es de reconocer se aproxima a los temas históricos con gran solvencia. Y, finalmente, el que lleva una dama residente en Compostela: aquí (lo siento pero hoy ejerzo de gaita; ya otro día pondremos blogs italianos o franceses, que los hay y bastante buenos).

Aprovecho la ocasión para disculparme con algunas personas que llevan a su vez blogs y me han escrito correos o dejado comentarios por aquí en estos meses de relativa ausencia, por no haberme dado todavía la oportunidad para leerlos con la atención que merecen.

4 comentarios:

Alejandro dijo...

Estás disculpado ¿Por qué no ponés de estos enlaces más seguido?
Salu2

Alfredo dijo...

Agradézcole. Es porque no navego tanto como en el pasado: entro para mirar el correo y otras cosas muy puntuales, en los ratos libres que deja el laburo. Preste más atención a su bandeja de entradas.
Un abrazo.

principio de incertidumbre dijo...

Otra vez publicidad gratis. ¡Copado!!!!


Esperemos que siga escribiendo. El pueblo quiere saber.
También agréguese chismes.

Un baccio de domingo aburrido.

Alfredo dijo...

Usted se lo merece. Además, leo unas cuantas veces a algunos de la multitud de publicidades gratis que pone Ud. en el margen de su blog.
Ya volveremos con insidiosas entradas. He regresado a la Capi para no-votar ;-) (o acaso sí, pero ya sabe: es obligatorio y libre, pero sobre todo es secreto, shhhhhh!!!) y me estoy yendo nuevamente a perpetrar maldades en otro punto del interior y un país limítrofe. A mi regreso, chismes sobre bacanales, lujuria y otros temas de hondo contenido humano, en esta misma bitácora.
Reciba un beso, y acomódese los chuflines ;-)